Pon el culo mama, que quiero sexo, que tengo ganas de follarte…Así parece ser la vida cotidiana en esta peculiar familia, la madre estaba colocando las tazas del desayuno en la mesa cocina cuando llega su hijo por detrás y la dice que quiere sexo, ella se inclina sobre la mesa y el muchacho le clava la polla por detrás. Fácil y sencillo, y es que la madre quiere tanto a su hijo que nunca le ha rechazado ningún capricho, y desde hace unos meses al chaval le ha dado por follarse a su propia madre, ¿que puede hacer ella más que complacer al hombre que más quiere en esta vida?.

(12199)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios

  • JosepPagés i Canaleta de Cardedeu 2 años ago

    La madre cuando estaba en casa nunca se ponia bragas y se ponia un bestido de subirlo, queria estar bien preparada para ser follada cualquier momento del dia por su hijo . No le importa ser infiel al esposo ponerle los cuernos al padre del chico con su hijo..Aparte como el padre no la satisface su venganza es follar con el hijo la folle bien ..

  • Guillermo 7 meses ago

    ¡ yo se la meto a cualquier mujer que tenga ganas pero solo si es seria y liberal !