A esta pequeña zorra no hay quien la eduque, su padre hace todo lo posible, incluso a sus 18 años de edad el hombre la coloca sobre sus rodillas y la azota el culo, pero resulta que el remedio es peor que la enfermedad, la hija ya está mayorcita para esos castigos y de pronto el padre se da cuenta que la niña se está poniendo cachonda ¿¡que mierda es esta?!, pues si, la hija jadea excitada con los azotes que su padre le da en el culo, sus nalgas se van poniendo rojas como el tomate y su coño húmedo como una fuente, ¿y ahora que?, papa ha perdido el control de su hija… 😮

(38240)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*