El padre se esconde en el baño y observa a su hija, ella se acaba de operar las tetas, se la ven tan hermosas que hasta ella misma se excita sola, se mira en el espejo y se masturba como una puta, el padre desde un rincón se soba la verga pero de pronto tropieza y hace ruido, la hija se tapa asustada, se acerca a la zona donde está su padre y le descubre. Podría haberse ido indignada o él avergonzado, pero los dos están todo cachondos y los dos quieren disfrutar de esas nuevas tetas que tiene la niña, al fin y al cabo el padre le ha pagado la operación, en parte son de su propiedad. 😀

(14408)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

7 Comentarios