Una mamada de cumpleaños es lo que te hace tu novia para alegrarte el día cuando ha llegado el momento de sumar otro dígito a tu edad. Pero ¿y si no tienes chica? ¿qué haces en ese caso? Normalmente te jodes y punto, pero este chico se lleva una sorpresa cuando quien va a comerle la polla es su auténtica madre, una vieja tetona que parece hambrienta de rabo y que se tira a por su polla casi sin pensárselo para succionarla con fuerza y sacarle toda la leche. La tía tiene mucha experiencia haciendo mamadas y su hijo se queda muy satisfecho.

(4438)

Category:

Madres e Hijos

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*