Esta hija no obedece a su padre y eso significa que va a tener problemas. El hombre ya le ha dejado pasar muchos malos comportamientos y problemas domésticos, así que ahora ya no quiere pasarle ni una más. La amenaza con echarla de casa y no dejar que vuelva salvo que deje que le dé unos azotes y luego que le meta la polla. La hija no podría vivir fuera de su casa, porque no tiene trabajo, así que se somete y el padre la viola con una fuerza y violencia que llevan a que su joven coñito termine destrozadísimo.

(61821)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*