Estos hermanos practican incesto desde muy jovencitos, antes compartían dormitorio y lo tenían más sencillo, ahora cada noche tienen que esperar a que sus padres se queden dormidos para reunirse en el dormitorio de la chica y follar como putos animales. Así una noche tras otra, lo hacen lo más sigilosamente que pueden pero algún grito siempre se escapa, por suerte sus padres tienen un dormir profundo y hasta el día de hoy no les han pillado. Os dejo con ellos, la hermana es una preciosidad, la típica teenager americana con un cuerpazo de mil demonios…

(5422)

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

2 Comentarios