El padre de la familia se cuela en el dormitorio de su hija cuando todos duermen y aprovechando la oscuridad y el silencio de la madrugada la folla sin que nadie se entere, será un polvo rápido y silencioso, cuanto más rápido menos riesgos hay de que la madre les sorprenda, así pues en menos de 5 minutos el hombre se cuela en la cama de la hija, la folla y se corre en su vientre, que padre más perverso, la hija no hace nada por evitarlo, quien sabe si le gusta o no, simplemente se somete a los placeres de papa

(12081)

Category:

Padres e Hijas

Dejar un Comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*